El Ayuntamiento de Huelva aprueba por unanimidad la moción de Izquierda Unida para desbloquear la entrega de las viviendas de Santa Lucía, sin costes para las familias adjudicatarias

También ha sido aprobada por unanimidad otra iniciativa, con la que el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha defendido la propuesta de Ley de Vivienda de la PAH, en la que se recogen sus cinco reivindicaciones para defender a las miles de víctimas de los desahucios y el derecho a una vivienda digna.
El pleno del Ayuntamiento de Huelva ha aprobado hoy por unanimidad la iniciativa que ha defendido el Presidente del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Pedro Jiménez, para desbloquear la larga problemática que afecta al Plan Casa por Casa correspondiente a la barriada de Santa Lucía Según la moción aprobada, las cien personas a las que se ya se les adjudicaron estas viviendas, terminadas desde 2013 y que permanecen vacías, deben acceder a ellas “sin tener que abonar cantidad alguna y sin consecuencias fiscales posteriores por ello, que no podrían abordar debido a su difícil situación económica”. El acuerdo adoptado por el Pleno celebrado hoy determina que tiene que ser el propio alcalde de Huelva quien tiene que establecer negociaciones con la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía para que estas familias puedan alojarse en las casas que les corresponden, cumpliendo estrictamente así el Plan Casa por Casa. Esto supone que no tengan que asumir las cargas fiscales que se les reclaman ahora por un cambio de criterio de la Junta de Andalucía y que tanto el Ayuntamiento de Huelva como la Administración autonómica busquen una solución para hacer esto posible.
Pedro Jiménez ha insistido en que “las viviendas tienen que entregarse de manera inmediata” y ha añadido que “estas familias no pueden ser sometidas a un trato discriminatorio respecto a las 45 familias de Los Pastores y las 106 de Cardeñas que afortundamente accedieron a sus actuales viviendas construidas también como parte del Plan Casa por Casa, para lo cual no tuvieron que abonar nada aparte de dejar su vieja vivienda”.
En este sentido, Jiménez ha recordado que el Plan Casa por Casa fue una reivindicación por la que se movilizaron los vecinos y vecinas de la barriada de Santa Lucía. “Paradójicamente, ahora son las familias de Santa Lucía las que siguen esperando para poder acceder a las viviendas que tienen adjudicadas porque la baja tasación de sus actuales casas les obligan a asumir unas cargas fiscales para las que no tienen recursos”, señala el portavoz municipal de Izquierda Unida. Esto se debe a que se trata de familias que viven en una barriada con altos índices de paro y no disponen de recursos suficientes para afrontar el incremento patrimonial que les supone vivir en condiciones dignas.
Jiménez ha expresado que el Casa por Casa es “un problema ya histórico de toda la ciudad de Huelva que tiene que solucionarse de manera inmediata, pues se hizo para dignificar las condiciones de vida de cientos de familias que se construyeron sus propias casas en una zona cercana a la marisma. En una barriada duramente afectada por el paro, la pobreza y la marginalidad y para las que pedíamos un plan integral para dignificar sus condiciones de vida y acabar con la situación de infravivienda que siguen sufriendo”. El plan Casa por Casa se aprobó por unanimidad en 2006, tanto en el Parlamento Andaluz como en el Ayuntamiento de Huelva, a propuesta de Izquierda Unida.
Si la moción aprobada hoy se cumple, el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía tienen que ofrecerle a las familias adjudicatarias del Plan Casa por Casa, lo antes posible, una solución que les evite las cargas fiscales que pesan sobre ellas y puedan vivir, de una vez, en sus legítimas viviendas que se están deteriorando cada día que pasa. Ya ha habido personsa adjudicatarias que han fallecido sin haber podido habitar sus casas y una familia, con la del Abuelo Carlos ya residen en la suya, tras perder su vieja casa a causa de incedio.
El Ayuntamiento apoya la Ley de Vivienda de la PAH

Otra moción defendida hoy por Izquierda Unida y que también ha resultado aprobada por unanimidad es la que recoge la reivindicación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) para que se apruebe en el Congreso de los Diputados una Ley de Vivienda justa y que atienda de verdad el derecho a la vivienda y defienda los derechos de las miles de personas que siguen siendo desahuciadas por motivos de renta. Esta iniciativa ha sido defendida por la concejala de IU, Mónica Rossi, que le ha pedido al resto de formaciones políticas que forman el Ayuntamiento de Huelva “su respaldo a las justas reivindicaciones de la PAH, con las que defienden los derechos de las víctimas de esta crisis estafa que ha provocado miles de desahucios e injustos dramas humanos que se siguen cebando sobre las pesonas más desfavorecidas de la sociedad”.

La Ley de Vivienda de la PAH recoge medidas como la dación en pago, alquileres sostenibles, la prohibición de los desahucios por motivos de renta, un plan de vivienda social y suministros básicos para que nadie se quede sin luz, agua o gas. Estas demandas reciben la denominación de las Cinco de la PAH, que está desarrollando una campaña en todo el país para lograr su aplicación.

Por otra parte, también ha sido aprobada por unanimidad otra moción defendeida por Izquierda Unida que, en esta ocasión, consiiste en una iniciativa trasladada por la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera que preside la activista andaluza de este colectivo, Mar Cambrollé. De esta foma, el Ayuntamiento de Huelva reclama al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que asuma, con carárcter de urgencia, la reparación de la antigua cárcel de Huelva, En esta prisión fueron encarcelados y torturados por el régimen franquista miles de homosexaules y transexuales a los que la dictadura perseguía cruelmente por motivos de odio. Por ello y para dignificar la memoria de las víctimas de esta brutal represión, la prisión fue declarada en 2013 como Lugar de la Memoria Democrática de Andalucía. A pesar de ello, la prisión se encuentra abandonada y en un estado lamentable que amenaza con acabar en su ruina total, por lo que el Ayuntamiento reclama con esta iniciativa medidas para recuperar este edificio.

En la moción aprobada hoy se inclulye la demanda del colectivo transexual para que la placa que se colocó en la vieja cárcel, por parte de la Junta de Andalucía, incluya una mención a las personas transexuales que fueron encarceladas en esta prisión y fueron represaliadas allí a manos de los verdugos franquistas. Se pretende que esta nueva placa pueda ser colocada el próximo día 17 de mayo, Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia.