El Pleno de la Diputación de Huelva aprueba por unanimidad la iniciativa de Izquierda Unida para evitar más vertidos de balsas mineras

El Pleno de la Diputación de Huelva ha aprobado hoy por unanimidad la iniciativa defendida por el portavoz provincial de Izquierda Unida, Pedro Jiménez, para reclamar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que “controle y vigile el estado de las numerosas balsas mineras que existen en la provincia de Huelva y evitar así más vertidos de aguas ácidas como el que sucedió el pasado 18 de mayo en la localidad de La Zarza”.

Pedro Jiménez llevaba esta moción al Pleno de la Diputación “porque no podemos conformarnos con que se le abra expediente y se investigue judicialmente a la empresa propietaria de la balsa minera de La Zarza, que debe asumir las responsabilidades judiciales por el vertido, sino que tenemos que hacer que la Consejería de Medio Ambiente ejerza un control exhaustivo para evitar que se produzcan más desastres medioambientales como el que hemos sufrido recientemente”.

De este modo, la propia Diputación Provincial tiene ahora la obligación de dirigirse a la Consejería de Medio Ambiente para que compruebe el estado de las balsas mineras que hay en Huelva. Jiménez ha precisado que “la evidente dejadez de la Junta de Andalucía para ello, hace que el riesgo de que se produzcan más vertidos siga vigente, a pesar de lo ocurrido en la presa de La Zarza que carecía de las condiciones necesarias para garantizar su seguridad y evitar el vertido de aguas ácidas que alcanzó la cuenca del río Odiel”. La moción de Izquierda Unida aprobada hoy, además de reclamar a la Consejería de Medio Ambiente su intervención para que las empresas propietarias de las balsas garanticen su seguridad y mantenimiento, también pide la ejecución de un plan de limpieza y recuperación del río Odiel, tras haber sufrido la ríada del vertido de aguas contaminadas por la actividad minera.

Por otra parte, la mayoría con la que cuenta el PSOE en la Diputación Provincial ha rechazado las otras dos iniciativas defendidas por Izquierda Unida, con las que se reclamaba a la Consejería de Educación que retrasara las oposiciones del profesorado interino de los Conservatorios de Música y derogara el Decreto que encarece y mercantiliza las escuelas infantiles.

Un grupo del profesorado interino de los Conservatorios de Música onubenses, en huelga desde hace dos meses, han asistido al Pleno de la Diputación, en el que se han encontrado con la posición intransigente con la que la Consejería de Educación desprecia su demanda de retrasar las oposiciones, mantenida en esta ocasión por los diputados del Grupo provincial del PSOE. Este colectivo reclama por medio de esta huelga y de más movilizaciones que se retrasen sus oposiciones al próximo año para que coincidan con las del resto de comunidades autónomas y evitar que se produzca un efecto llamada que les resulta del todo discriminatorio. Estas oposiciones sólo ofertan 200 plazas, mientras el número de profesoras y profesores interinos es de unos 900, de los que 435 acumulan entre siete y 25 años como tales, sin haber podido concurrir a unas oposiciones. Estas trabajadoras y trabajadores mantendrán su huelga y sus movilizaciones para hacer que la Consejería de Educación les atienda y retrase estas oposiciones que están previsto que se realicen a finales del mes de junio.

La mayoría del PSOE en la Diputación también ha rechazado la demanda de la mayoría de las escuelas infantiles andaluzas, gestionadas por pequeñas empresas y cooperativas, y de sus trabajadoras para que derogue el Decreto que encarece las matriculaciones en estas guarderías y abre las puertas a la entrada en el sector de grandes empresas que provocarán despidos, empeoramiento de las condiciones laborales y el cierre de pequeñas guarderías. En la provincia de Huelva hay unas 160 escuelas infantiles, la mayoría de ellas gestionadas por pequeñas empresas de economía social y por cooperativas.