Izquierda Unida lleva su apoyo a Palestina al Pleno de la Diputación de Huelva

El portavoz de Izquierda Unida en la Diputación Provincial, Pedro Jiménez, defenderá en el pleno de mañana una iniciativa “que forma parte de la campaña constante que desde Izquierda Unida mantenemos a favor del pueblo palestino para evitar que el gobierno de Israel siga masacrándolo indiscriminadamente y ahogándolo económicamente, con de una atroz política de discriminación constante”, al ocupar territorios y mantener sobre el pueblo palestino una brutal política de discriminación, persecución, y bloqueo económico, que dura ya más de cincuenta años.

En este sentido, Jiménez señala que esta campaña militar de acoso constante al pueblo palestino, materializada por encarcelamientos masivos y ataques militares contra la población palestina tuvo recientemente uno de esos episodios especialmente crueles, en el que el gobierno de Israel desplegó sus fuerzas de represión para asesinar impunemente a 114 de manifestantes palestinos, entre los que había seis menores de edad, que participaban en las movilizaciones pacíficas de la Gran Marcha del Retorno, en la franja de Gaza”. Unos ataques indiscriminados que se saldaron además con más 10.000 personas heridas, mientras se manifestaban pacíficamente bajo los disparos indiscriminados del ejército israelí.

Una medida que Izquierda Unida ha incluido en la iniciativa que va a defender mañana, además de pedir a la Diputación que condene estos ataques indiscriminados de Israel por vulnerar sistemáticamente el derecho humanitario internacional y los derechos humanos de la población palestina, consiste en reclamar al nuevo gobierno del PSOE que imponga un embargo militar a Israel para que “ningún arma ni cualquier otro tipo de material bélico salga de España con destino a Israel, e impedir así que sean usadas para cometer ataques genocidas y crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino”, explica al respecto Pedro Jiménez.

Además, Izquierda Unida también quiere que desde la Diputación Provincial se pida al Gobierno andaluz que tome todas las medidas necesarias para asegurar que “absolutamente ninguno” de su fondos y recursos públicos lleguen a destinarse a financiar actividades y empresas que proporcionan de manera directa o indirecta ayuda material para la comisión de graves crímenes de guerra que comete constantemente el gobierno de Israel, incluyendo aquellas actividades relacionadas con el comercio o intercambio de cualquier bien o servicio derivado de la industria de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados en Palestina por las fuerzas armadas israelíes.

Jiménez añade que “con esta iniciativa también queremos que la Diputación reconozca la labor de la sociedad civil andaluza”, en la que se cuentan numerosas organizaciones, instituciones y personas justas que apoyan la defensa de los derechos humanos del pueblo palestino y que forman parte del movimiento de boicot, desinversión y sanciones económicas a Israel, como herramienta para que deje de masacrar, perseguir, encarcelar, ocupar y robar las propiedades del pueblo palestino, impidiéndole cualquier tipo de actividad de subsistencia.