Izquierda Unida pide explicaciones al alcalde de Cortegana (PP) por la sanción que le ha impuesto el Colegio de Arquitectos de Huelva a su concejal de Urbanismo

Rebeca Martin, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Cortegana, exige al alcalde de esta localidad, Enrique Borrallo (PP), que “dé explicaciones inmediatas por el comportamiento de su concejal de Urbanismo” que ha sido suspendido durante dos años, en los que no podrá ejercer como arquitecto por una resolución dictada por la Comisión Deontológica del Colegio de Arquitectos de Huelva (COAH). Jesús Alberto Forero, arquitecto de profesión y concejal delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Cortegana, ha sido sancionado por la Comisión Deontológica del COAH por haber intervenido en obras en el municipio de Cortegana, en las que se servía de otra arquitecta para dirigirlas, aunque se ha demostrado que él mismo se encargaba de las mismas, sin tener que haber intervenido en las ellas por motivos éticos.

Martín reclama que tanto el alcalde como el propio concejal, afectado por este caso, “no pueden quedarse mirando hacia otro lado, como si este asunto no estuviera ocurriendo, por lo que ya están tardando en dar detalladas explicaciones sobre los hechos que han provocado la sanción impuesta por el Colegio de Arquitectos”.

Martín añade que “ya han sido varias ocasiones en los que el concejal de Urbanismo se ha visto envuelto en situaciones de este tipo”, y que los hechos que se han destapado hoy al publicarse en un medio de comunicación su sanción por haber incurrido en una falta grave, relacionada con obras realizadas en este municipio “provocan una situación de alarma que tiene que esclarecerse de manera inmdiata”.

La concejala de Izquierda Unida en Cortegana ha declarado también que “si se demuestren los hechos relatados en la resolución de sanción, el equipo de gobierno del PP tendría que depurar responsabilidades y tomar las medidas oportunas sobre este integrante de la Corporación, ya que no podemos consentir que personas relacionadas con este tipo de situaciones puedan formar parte del gobierno municipal de nuestra localidad”.

Este tipo de comportamientos no éticos “son habituales en el PP”, señala Martín, quien apunta que “en nuestro pueblo no vamos a tolerar que en el gobierno municipal haya personas bajo sospecha, como ocurre actualmente con el concejal de Urbanismo, ya que en estos estos momentos la honestidad de los políticos no puede seguir viéndose ensombrecida y resulta totalmente necesario que se aparten de sus responsabilidades las personas que puedan verse implicadas en este tipo de situaciones”.

Martín exige además que “este asunto sea investigado y aclarado totalmente hasta sus últimas consecuencias, pues se trata de un tema especialmente grave, teniendo en cuenta la oscura trayectoria del PP en muchos otros casos en los que sus miembros han incurrido en gravísimos delitos de corrupción”.