Izquierda Unida reclama más inversiones en medios culturales a la Diputación para acabar con la precariedad en los talleres de música, teatro y danza

El portavoz de Izquierda Unida en la Diputación de Huelva, Rafael Sánchez Rufo, lleva al Pleno que el miércoles celebra la institución una moción en la que solicita a la Cámara que incremente la partida presupuestaria del plan de área cultural en lo que se refiere a actividades programadas de música, teatro y danza tanto en el ejercicio en curso como de cara a los presupuestos del próximo año. La iniciativa de Izquierda Unida también solicita que la Diputación asesore a los diferentes ayuntamientos de la provincia para la correcta utilización del dinero de la concertación de forma que las actividades culturales no se vean mermadas. El tercer punto de la moción de IU aboga por que la Diputación busque un lugar que pueda ceder a las asociaciones y trabajadores de teatro onubenses con el objeto de poder paliar la situación de desatención que viven actualmente pues, subraya Sánchez Rufo, se les quitó el lugar donde guardaban sus enseres y aún no ha sido restituido.
Rafael Sánchez Rufo asegura que a raíz de que la Diputación cambiara el modo de conceder las subvenciones culturales y aplicara los recortes en los sucesivos presupuestos desde 2011 hasta 2014, el colectivo de trabajadores del sector cultural se ha visto perjudicado e indefenso por la falta de contrataciones y por la precarización de las ofertas de trabajo existente. Según Rufo, en muchos municipios lo que se ofrece es trabajar a taquillaje, es decir lo que se haga de taquilla es lo que se gana o el 70% de la recaudación será para los artistas y el 30% para el Ayuntamiento. Otra alternativa ofrecida es trabajar como autónomos y conseguir clientes que pagan una cuota por el servicio, ya sea talleres de música, de pintura o danza.
Este proceder de la Diputación, señala Sánchez Rufo, convierte a los entes técnicos de cultura y profesorado en trabajadores autónomos y los servicios municipales que antes eran gratuitos en mini-privatizaciones.
El portavoz de Izquierda Unida también lleva otra iniciativa en la que pide que la Diputación inste a la Junta de Andalucía a que ponga en marcha un plan de contratación pública alimentaria de proximidad andaluza con el objeto de impulsar la contratación pública y compra de alimentos con criterios sociales y ambientales. La propuesta busca que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte ponga en marcha pliegos de condiciones de contratación donde se prime los criterios de calidad, sociales y ambientales en lugar de criterios económicos. Se beneficiarían así los productores locales de alimentos, tanto de pesca, carne, como frutas y hortalizas.
Izquierda Unida lleva a la Diputación una moción conjunta con el PSOE en la que pide que el Gobierno Central incluya en los Presupuestos Generales de 2015 las partidas para infraestructuras ferroviarias que se incluyeron en los PGE de 2014 y que no ejecutaron. Y en concreto propone que la Diputación inste al Gobierno a disponer una partida de 18 millones de euros para la mejora de la línea de tren Zafra-Huelva y otra de 181 millones para la mejora de la línea Huelva-Sevilla.
Finalmente, Izquierda Unida propone que el Pleno de la Diputación declare su apoyo al anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible e inste al Parlamento andaluz a que agilice al máximo la tramitación parlamentaria de dicha Ley para su pronta puesta en marcha. La Ley, cuyo anteproyecto ha sido ya respaldado por el Consejo de Gobierno de la Junta, busca incrementar la cuota de transporte público y de la movilidad no motorizada, en bicicleta y a pie, en el desplazamiento de personas. Asimismo, pretende incrementar la cuota de transporte por ferrocarril del transporte de mercancías y liberar espacio público de ciudades y pueblos para uso ciudadano.