LAS GRANDES EMPRESAS TRIBUTARÁN MÁS JUSTAMENTE EN CARTAYA

El Pleno del Ayuntamiento de Cartaya ha aprobado la modificación de la ordenanza del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para aumentar la aportación a las arcas municipales de las grandes empresas, aquellas que facturan más de un millón de euros anuales.
Esta medida fue propuesta por IU hace un año, cuando presentó una moción para mejorar la justicia fiscal en Cartaya mediante la subida del IAE y el IBI a las empresas que facturan más de un millón de euros anuales.

Tal como proponía IU, el Ayuntamiento de Cartaya ha regulado el coeficiente de situación del IAE, doblando los impuestos de las grandes empresas, que hasta ahora contribuían mínimamente. Esta medida tendrá como consecuencia directa un aumento de la recaudación, que proporcionará recursos para mejorar los servicios públicos, apoyar a las familias más desfavorecidas y bajar los impuestos de los trabajadores, autónomos y pequeńas empresas. Ellos son quienes han soportado los impuestos más elevados en uno de los sistemas tributarios más injustos y menos progresivos de los posibles.

Como ocurre en gran parte del país, el ciudadano medio y las pequeńas empresas tributan casi el máximo permitido legalmente, mientras las grandes empresas se escaquean fiscalmente, aportando cantidades irrisorias por el pago de impuestos por el IAE, el IBI o el impuesto de sociedades en relación con su facturación.

IU celebra esta regulación de los impuestos a las grandes empresas, que colaborarían aún más justamente si se aplicaran los tipos diferenciados del IBI a inmuebles con un valor catastral que superase los 600.000 euros

El Ayuntamiento de Cartaya nunca había regulado estos coeficientes para el IAE y el IBI, lo que ha ocasionado que paguen más quienes menos tienen, de manera que los sacrificios para salir de la crisis y sanear las cuentas municipales los ha hecho la gente común y corriente, no quienes más beneficios obtienen por su actividad empresarial.