Pedro Jiménez (IU) denuncia que “el alcalde de Huelva, tras cargarse el Servicio de Recaudación Municipal y la Empresa Municipal de la Vivienda, ahora va a acabar con Emtusa”

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Pedro Jiménez, ha dado a conocer el informe de auditoría y el balance y cuenta de resultados de la Empresa Municipal de Transportes de Huelva (Emtusa). Un documento que concluye que a día de hoy la empresa se encuentra en causa de disolución tras presentar unas pérdidas de 4.198.022 en 2013 y 1.580.000 euros en lo que va de 2014. A estas cantidades se puede sumar otro saldo negativo de 1.260.000 euros si la justicia da la razón a los trabajadores en el pleito abierto por conceptos salariales no abonados (pagas extras, plus de asistencia y otros) y que constan en el convenio colectivo hasta el 2012.
Pedro Jiménez asegura que con estos datos en la mano el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP) “no puede seguir mirando para otro lado mientras que siguen deteriorándose los servicios públicos municipales, continúan los despidos como ha quedado de manifiesto en la Empresa Municipal de la Vivienda y en el Servicio de Recaudación, y se reduce la plantilla de Emtusa en 34 trabajadores desde 2007”.
Jiménez ha anunciado que Izquierda Unida registrará una iniciativa en el Pleno municipal para obligar al alcalde a explicar “qué va a hacer para evitar que Emtusa quiebre” porque “como no lo paremos, tras haberse cargado el Servicio de Recaudación Municipal y la Empresa Municipal de la Vivienda, ahora va a acabar con Emtusa”. Asimismo, el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva se reunirá con el Comité de Empresa de Emtusa para analizar la situación, ya que el Ayuntamiento está obligado por la normativa de Hacienda a equilibrar el balance de Emtusa dos años antes de que concluya el ejercicio de 2015 y “la dinámica que lleva apunta a lo contrario”. El portavoz municipal de IU teme que “el alcalde haya dejado a su suerte a la plantilla y a la empresa de transporte municipal” después de comprometerse con las organizaciones sindicales en el Ayuntamiento a que “no habría despidos tras aplicar los planes de ajuste a los que le obliga el Ministerio de Hacienda”.
Según el informe, los conductores de autobuses urbanos han pasado de 109 en 2007 a 92 en 2013 y la flota de autobuses presenta ya una antigüedad de más de quince años, con el consiguiente riesgo añadido para los usuarios y el aumento de carga contaminante para las calles y avenidas por donde circulan a diario estos vehículos
El documento que maneja Izquierda Unida no deja títere con cabeza y aclara que Emtusa estaría incurriendo en un “supuesto de disolución”. Según subraya el portavoz municipal de Izquierda Unida tras leer el informe de auditoría, el presupuesto municipal del Ayuntamiento de Huelva ha reducido las transferencias corrientes para financiar el déficit de explotación de la empresa de autobuses urbanos, lo que ha desangrado más si cabe las cuentas de Emtusa.
Pedro Jiménez señala que Emtusa sigue sin tener contratado el seguro obligatorio para hacer frente al pago del complemento de pensiones, a lo que hay que añadir un negro panorama de deudas e impagos. El documento de auditoría apunta que Emtusa debe 273.844 euros a Hacienda, 2.371.709 euros a la Seguridad Social y otros 17.000 euros al propio ayuntamiento.
Otro de los preocupantes datos que recalca el informe es que la empresa ha perdido más de un millón de viajeros en un año. En 2013, últimos datos analizados por la auditoría, movió 6.239.043 viajeros, un 13,89% menos que en 2012.
Los datos del estado de la flota tampoco auguran mejoras, ya que la media de antigüedad supera los 15 años en los 43 vehículos activos, de los que 21 son de piso alto, aumentando la incomodidad del usuario.
La evolución de la plantilla es otro de los puntos débiles de Emtusa. Así, dijo Jiménez, en 2013 se han perdido 10 trabajadores pasando de 145 operarios a 135 y no se cubren las bajas por jubilación. Cabe recordar que Emtusa tenía en 2007 169 trabajadores.