Izquierda Unida ofrece al alcalde en el último Pleno de 2014 la posibilidad de cumplir con su palabra tras decir que “me importa tres pepinos el señor Franco”

  • Posted on: 21 December 2014
  • By: Huelva

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Pedro Jiménez, registra de nuevo una moción en la que pide que el Pleno despoje al dictador Francisco Franco de los títulos de Alcalde Honorario, Hijo Predilecto y Medalla de Oro que el Consistorio le concedió en nombre de Huelva en 1943. La iniciativa pide que el Pleno inste también a la Consejería de Educación de la Junta a desmontar del Instituto Rábida la placa que recuerda al capitán sublevado Santiago Cortés

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva vuelve a intentar que el Consistorio onubense retire las distinciones que en su día otorgó al dictador Francisco Franco en 1943. La nueva iniciativa llega tras unas repentinas manifestaciones realizadas a la prensa el pasado 28 de noviembre por el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (Partido Popular), en las que dijo que “me importa tres pepinos el señor Franco” y que no le importaba despojar a Franco de los honores concedidos en nombre de la ciudad de Huelva. En sus declaraciones públicas, el alcalde dijo que "la gente me pide empleo y solución a sus problemas”. “Pues ni lo uno ni lo otro cumple el alcalde, pues mientras despide a los trabajadores de la Empresa Municipal de la Vivienda o del Servicio de Recaudación mantiene a Franco sus laureles”, recalca el portavoz de Izquierda Unida.

La moción de Izquierda Unida, registrada el pasado 11 de diciembre por el portavoz del Grupo Municipal, Pedro Jiménez, propone la retirada de las distinciones y títulos concedidos por la ciudad de Huelva al dictador, que a día de hoy sigue siendo alcalde honorario, hijo predilecto y medalla de oro.

En la misma se insta al Ayuntamiento al reconocimiento público de los más de 750 onubenses víctimas de la represión tras la entrada de las tropas golpistas y al reconocimiento institucional de los miembros de la Corporación Municipal republicana que fue represaliada tras la llegada de las tropas el 29 de julio de 1936. La moción pide que se coloque en lugar visible y público del Ayuntamiento una placa conmemorativa que reconozca y dignifique a los concejales y funcionarios de la Corporación municipal republicada que fueron represaliados, haciendo constar en la misma la relación de todos los ediles.

La moción de Izquierda Unida incluye una novedad sobre la presentada anteriormente: que el Ayuntamiento inste a la Junta de Andalucía, en cumplimiento del artículo 15 de la Ley 52/2007, a la retirada de la placa en memoria de Santiago Cortés González, capitán de la Guardia Civil sublevado contra el Gobierno de la II República, que se encuentra colocada en el Instituto Rábida. En el último punto de la iniciativa incluye la petición al Ayuntamiento para que éste tome las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.

Izquierda Unida se alegra del supuesto cambio de opinión del alcalde, Pedro Rodríguez, y para que pueda dar cumplimiento veraz y creíble a su declaración ha decidido llevar al último Pleno de 2014 la moción.

Apoyo al pequeño comercio de Huelva

Por otro lado, Izquierda Unida lleva a la sesión del lunes 22 de diciembre una moción en la que pide que el Consistorio declare su apoyo al pequeño y mediano comercio de la ciudad, con especial incidencia al situado en los barrios, como un sector generador de empleo y de cohesión social y territorial.

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Pedro Jiménez, considera que apoyar al pequeño comercio, incluido los establecimientos de los barrios onubenses, es una obligación para el Ayuntamiento porque “la riqueza que genera se queda en el territorio, al contrario que hacen las grandes superficies y centros comerciales, que se llevan los beneficios fuera”.

Por su parte, el concejal Juan Manuel Arazola explicó que en la moción se recoge que el Ayuntamiento “se compromete a promover acuerdos con las asociaciones de comerciantes de la ciudad para el desarrollo de campañas de promoción del pequeño y mediano comercio local”. Y reclama la iniciativa que “el Ayuntamiento ponga en marcha campañas de educación en el consumo responsable y que fomenten la compra en establecimientos de nuestra ciudad y de productos de cercanía, contribuyendo a hacer del pequeño comercio una actividad económica socialmente rentable y sostenible”.

Arazola subraya la importancia de realizar una campaña de apoyo a un sector que reúne en Huelva capital a 2.791 establecimientos cuya principal actividad es el comercio, especialmente ahora que estamos en plena campaña de Navidad y las próximas rebajas, donde se concentran la mayoría de las ventas y consumo.